Nómadas

Para un programa como Nómadas es imprescindible el uso de sonidos, ambientes y ruidos para darle la credibilidad y autenticidad que se pretende. Por esto, recae una gran importancia en el montaje y la realización. Nómadas nos sirve como una audioguía a través de una ciudad, pero no solo eso, sino que mediante las descripciones y sonidos podemos construir un imagen visual.

Aunque la mayoría de efectos sonoros son empleados para reforzar lo que se nos cuenta, también si incluyen algunos otros que solo son parte de la estructura del programa; como las locuciones indicando cada parte del programa, la música de cabecera y del programa en general, cuñas o un corto recordatorio de cuál es el programa que estas escuchando.

Este programa se compone de dos voces principales que mantienen diálogos entre sí que son las que emprenderían ese viaje a la ciudad y nos servirían como guías, pero además incluye otras voces que se emplean cuando es necesario atender a la descripción del lugar más que al personaje que habla.

Nómadas emplea varios recursos para permitir una identificación del oyente de lo que oye, debería ver y donde se encontraría. Por ejemplo, si nos describen una iglesia oiremos las voces con la reverberación adecuada a la circunstancia, música eclesiástica e incluso puede que el cura dando el sermón. Por tanto, también emplean sonidos de la calle cuando se supone que se trasladan de un lugar a otro y pueden “ensuciar” el sonido para dar la sensación de estar con los mismos recursos con los que se encontrarían en plena calle. En varias ocasiones añaden música propia del lugar y gente hablando en el idioma característico de donde se encuentren. Además de que en cada programa leen un fragmento de algún libro, ponen un audio de una película y hacer un repaso por el dial de la ciudad.

Respecto a la locución, en el programa están continuamente empleando palabras como “ya estás en…”, “ya llegamos”, “mira”, “vemos…” o “ahora salimos a…” acompañado de un cambio de sonido ambiente. Todo con el fin de aportar la sensación de que estas en el lugar.

Por último, añaden una aportación de los receptores, contribuyendo al feedback, con lo que ellos llaman los cuadernos de viajes en los que escuchamos a uno de los oyentes hablarnos de su experiencia.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s